Con más de 60 editoriales y una agenda diversa, se inauguró la Feria del Libro Infantil y Juvenil en el CCK

Tras 2 años de estar suspendida debido a la pandemia de Covid-19, se inauguró el evento cultural dedicado a chicos y adolescentes, que se desarrollará en la Plaza Seca del CCK, durante 3 semanas.

 

 




 

Luego de dos años suspendida, se inauguró este miércoles la edición número 30 de Feria del Libro Infantil y Juvenil, que se desarrollará en la Plaza Seca del Centro Cultural Kirchner (CCK) a lo largo de tres semanas, con la presencia de numerosas editoriales expectantes por volver a la presencialidad y acompañada de una grilla de actividades diarias que incluyen narraciones, talleres, firmas de autores y autoras y propuestas musicales.

 

LenovoYoga

 

Quizás también te interese: Vacaciones de Invierno

 

El clima de la inauguración de la Feria del Libro Infantil estuvo cargado de muchas expectativas luego de dos años de ausencia a causa de la emergencia sanitaria. Ariel Granica, presidente de la Fundación El Libro; Martín Bonavetti, subsecretario de Gestión de Espacios y Proyectos Especiales del Ministerio de Cultura; Liliana Piñeiro, directora de Planificación y Programación del CCK; Jorge Vaccaro, subsecretario de la Fundación; Ezequiel Martínez, su director general y Gabriela Pérez la presidenta interina de la Comisión de la Feria del Libro Infantil y Juvenil iniciaron la jornada dedicada a la difusión y promoción de la literatura infantil y juvenil, acompañados por aplausos.

 

 

A partir del éxito que significó la Feria Internacional del Libro de Buenos Aires, batiendo récords de visitas, los feriantes, libreros y editores comparten su emoción por reencontrarse con las infancias y juventudes. Algunas de las editoriales que se hicieron presentes en esta edición fueron Catapulta Editores, Penguin Random House, El Gato de Hojalata, Ediciones de la Flor, AZ editora, Calibroscopio Ediciones, Del Naranjo, Ediciones Colihue, Ediciones Lega y editorial Albatros, entre otros.

 

feria-infantil-juvenil3

 

 

Natacha Barjacoba, integrante del sector de ventas de la editorial El Gato de Hojalata y trabajadora en el rubro del libro hace más de diez años, señaló que no tenía muchas expectativas antes de que comenzara la Feria Internacional en la Rural. «No teníamos muchas expectativas y fue muy buena. Entonces en esta esperamos que sea igual de buena», confesó en diálogo con Télam.

«Creo que va a venir mucha gente, ya hoy hay muchas personas, siendo que todavía no arrancaron las vacaciones de invierno, es día de semana y hace frío», acotó Barjacoba.

 

 

 

 

 

Otro de los stands que los interesados pueden recorrer en la Feria Infantil es el de la editorial Ojoreja, un sello editorial independiente abocado a la publicación de libros ilustrados para niños, niñas y jóvenes que cuenta con más de cuarenta títulos propios.

 

Los géneros que explora esta editorial son diversos: desde la poesía a la tradición oral, la narrativa y la divulgación. Los autores publicados en Ojoreja son de diferentes países y también de distintos campos: algunos son poetas, otros músicos, ilustradores, artistas visuales, científicos o naturalistas.

 

 

La heterogeneidad y versatilidad de Ojoreja encuentra resonancias en las propuestas de sus libros, ya que muchos tratan temáticas como presentar la diversidad de emociones, las diferentes plantas nativas de nuestro país y también, historias mapuches publicadas de forma bilingüe, porque -explica la editora- «buscan conectarse mucho con los orígenes, que a veces se olvidan y otras se eligen otros personajes, como Mickey para contar otras historias», contó Vitali, una de las trabajadoras del sello.

 

 

 

«La mayoría de los libros son combinaciones entre ilustradores y autores o autoras. Nos dedicamos principalmente a las primeras infancias, desde el nacimiento a los 11 o 12 años. No tenemos nada en tapa blanda, son todos de tapa dura. También hay mucho cartoné, para los más chiquitos. También, libros más elaborados para seis o siete años, cuando pueden manipular mejor las hojas», explicó Vitali.

 

Quizás también te interese: Niños

 

Frente al hartazgo de las pantallas generado por el aislamiento preventivo, a partir en marzo del 2020, y la consecuente suspensión de clases, el libro como objeto fue revalorizado y se transformó en un refugio para las infancias. En ese sentido, la librera considera que, después de dos años suspendidos y «en un contexto complicado», «la gente elige invertir en libros y eso es muy valioso para nosotros en las editoriales».

 

feria-infantil-juvenil4

 

 

«Compartir el momento de la venta de un libro es un momento muy lindo, que una persona adquiera información mediante un libro, se aprecia mucho. Me pasa como lectora que cuando compro un libro es un momento muy especial», contó la trabajadora en Ojoreja, quien estará compartiendo las jornadas de la Feria hasta el 31 de julio.

 

Rodrigo Torres, perteneciente al stand 37 «Infancias libres», integrada por las editoriales Chirimbote, Muchas nueces y Oasis, compartió la emoción y las ganas de reencontrarse con el público lector. «La prueba de fuego de salir al mundo exterior y verse con mucha gente fue la Feria Internacional del Libro. Teníamos muchas ganas de dejar la parte virtual y volver a tener contacto con la gente», señaló el librero.

 

 




 

Sobre cuáles son las propuestas de la editorial, Torres compartió que más allá de que los infantiles son su «fuerte», también cuentan con un catálogo de títulos juveniles y para adultos. «Lo último que está más en boga son los libros sobre menstruación, la menarca o la explicación de la menstruación para varones», contó Torres y añadió que «los libros que más se venden también son aquellos que tratan sobre educación sexual integral. Siempre y en esta Feria, `Yo pregunto` de ESI para los primeros años es un ejemplo y también `Sabrina y el cuerpo`, que salió hace pocos meses, que también trata la temática sobre sexualidad y el cuerpo».

 

 


 

 

La inauguración estuvo atravesada por una protesta de trabajadores del CCK quienes reclamaron en el hall del edificio, ubicado en Sarmiento 151, por salarios adeudados.

Esta edición de la Feria, organizada por la Fundación El Libro como un aporte para la formación cultural y educativa de niños y jóvenes e incentivo de su relación temprana con los libros, se extenderá hasta el 31 de julio en la Plaza seca del Centro Cultural, con narraciones, talleres, ciencias, espectáculos teatrales y de títeres.

 

Asimismo en la agenda de actividades, 21 y 22 de julio se desarrollarán las jornadas de capacitación destinadas a docentes y mediadores de lectura bajo el lema «La lectura en tiempo de post pandemia: pensar nuevos caminos», cuya inauguración estará a cargo de la escritora y especialista María Cristina Ramos.

Con entrada libre y gratuita, las propuestas se podrán disfrutar los días 13, 14 y 15 de julio de 9 a 20 y del 16 al 31 de 14 a 20.

 

 

¿Cómo llegar?